jueves, 5 de enero de 2012

21 días...con ganas de estrangularte.

Vaya por Dios, si es que no tengo una suerte!! Al final va a ir por la ventana esta tele...además de tener una culera que ocupa medio salón, solo me da disgustos... ayer le doy un poco al botonaco y aparece mi amiga... Samanta Villar...como no, haciendo gala de su nombre que es garantía de calidad..."Conexión Samanta" en una boda gitana.
Oleoleyole, menos mal que cuando por fin abandonó "21 días" por agotamiento, nos dejó los dientes largos con sus declaraciones en las que comentaba que su nuevo programa en cuatro seria "rompedor". UUUUUUUUUUU, Superrompedor.... y novedoso...si ya he estado televisivamente en más bodas gitanas que José Mercé...eso si, en ninguna con tanto prejuicio o tan poco respeto por las costumbres.La próxima vez que lo llame "Cómo le gustaría a Samanta que fueran las bodas gitanas"
Si a esto le unimos el mal gusto o la insensibilidad que la caracterizan, no me extraña que uno de sus reportajes "rompedores" hubiera sido aquel en el que acompaña a Farruquito en el día a día del artista... a tope con el "figura" conduciendo un coche y muerto de la risa con toda la tropa que llevaba dentro. Vamos, parecido al día en que atropelló y mató a Benjamín Olalla, con la diferencia de que ahora tiene carnet. El próximo reportaje será, "de chupitos con Ortega"...
Si es que la "periodista de la inmersión" es todo integridad.
Señor, no se puede ser más frívola ni más egocéntrica. Igual es que me equivoco yo pero ¿este tipo de periodismo no debería ser una denuncia sobre abusos o injusticias o como poco ofrecer información veraz?. Si es que con tanto mito y leyenda urbana parece esto Grecia... tengo miedo de que me salga el minotauro en cualquier programa...

En su etapa de "21 días...." encontramos puñetazos al periodismo que nos hacen pensar que igual lo que le hacía falta era un "21 días repasando los apuntes de la carrera" o "21 días sin chupar el cristal de la cámara":
  • 21 días en una mina Boliviana: la "pija-burguesa" baja el primer día a la mina y al ver el infierno que allí se cuece (nunca mejor dicho), pilla tal canguelo que no vuelve más. Eso si, se permite decirle a esa pobre mujer que SI baja cada día para mantener a su familia, que no entendía porque no se dedicaban a la prostitución en vez de ese trabajo. Dedícate tú lista,que tú si elegiste no bajar a la mina!!. Eso si, su careto a plena pantalla... no fuera a ser que la pobre boliviana le quitara protagonismo.
  • 21 días en la industria del porno ..."porque no es lo mismo contarlo que vivirlo". Gran expectación!! ella, sin afán de protagonismo claro, nos picaba diciendo "Voy a rodar mi primera escena porno" Efectivigüonder...rodar rodó, pero de directora, no de protagonista... no fuera a coger frío o a tocar caliente. Menos mal que a la boliviana le mandaba ser puta...esa doble moral Samantita...
  • Aunque el mejor sin dudas fué 21 días en una chabola... Durante sus 21 días con una familia de etnia gitana en Sevilla, en el poblado chabolista de El Vacie, la super-reportera les acompaña a por chatarra, nada menos que de conductora porque era la única con carnet de conducir. El dueño de parte de los materiales que "incautaron" les denunció, jeje, a todos, incluida la "pilota" como coautora. Ella alegó que ignoraba lo que iba a hacer la familia y que creyó que se trataba de una broma... si claro, una broma macabra es tener que salir cada día a por chatarra!!venga muchacha!!si salías en pleno reportaje diciendo que tenías "el corazón a dos mil por hora"cuándo te diste cuenta de que ibais a robar. Al final ella quedó libre de acusaciones gracias a la fiscalía... y la familia ...condena de un año y medio para cada uno (delito de robo con fuerza) +900 € (Pago de Hierros al dueño)+35 euros(candado)... para todo lo demás MASTERCARD.
Que pena... con lo requetebien que hubiera estado "21 días en Caravanchel".

Del 21 días fumando porros ni hablo...para qué.

2 comentarios: