lunes, 17 de octubre de 2016

El ser humano...cabe lo mejor y lo peor en un cuerpo tan pequeño

El pasado domingo estaba yo de ruta de montaña quejándome de todo...frío, calor, cuesta empinada, cuesta p´abajo...cuando nos fijamos en un tropel de buitres, 30 o 40 bicharracos gigantes,que descendían y se posaban en la ladera que teníamos al lado en la que había vacas pastando.
Detuvimos la marcha y vimos que había una vaca tirada y mugiendo "a muerte". Los buitres se lanzaban a picotazos al animal que mugía todavía más desesperado. Yo creí que estos bichos comían carroña...se ve que tengo poco mundo y me duermo fácil con los documentales de la 2...



Los compañer@s no lo dudaron y hacia allí se fueron a ver que se podía hacer. Cuando llegaron, los buitres se marcharon, todos menos uno que ya intentaba sacar los intestinos de la vaca lo menos... el "puto cherif" de la banda... 
A la vaca le habían picoteado en la boca, la lengua, el lomo, el ano...pero después de varias teorías, embarazo, rotura de patas...se llegó a la conclusión de que la vaca se había caído y no podía darse la vuelta por la piedra que tenía a su espalda.
Al final, entre todos la sacaron de la zona de piedras con mucho esfuerzo y ella sola se dio la vuelta y se puso de pie. Tardó un poco en moverse porque le temblaba una pata a la pobre del peso y del estrés tan grande que pasó. Finalmente se marchó caminando y mis compañeros llamaron al Seprona para que diese aviso al ganadero y pudieran atenderla.

No se me olvidará nunca, esos mugidos, esos picotazos, esta gente tan buena.... por un momento creí en el ser humano.
Creí hasta que llegué a casa y me puse a ver el programa de Evole... #Astral..ahí volví a acordarme de que somos un asco.
Ya me lo deían en clase de latín ...Homo homini lupus es