miércoles, 3 de agosto de 2016

Enemigas y madres...esa gran paradoja

Toda mi juventud sufrí el acoso de una cruel jovenzuela. Se ve que amábamos al mismo galán...que era mi novio en concreto...y a ella le parecía que sobraba yo mismamente.
Los años pasaron, el galán voló, el galán se lió con la jovenzuela, el galán voló...y ahora la jovenzuela, que se ha convertido en madrezuela como la que escribe....quiere ser amigüita mía y se sienta a mi lado en el parque para hablar de las beldades de su pequeñuelo...las de su pequeñuelo, las de su mariduelo, las de su vida de ensueño...

Yo pongo cara de pocker y no hablo...¿estaré siendo muy sutil acaso?, ¿hay cámaras ocultas grabándonos?, ¿estará el galán ya en plató con Mercedes Milá?¿Qué putamierda broma pesada es esto?.

Para quien sea de interés vengo a decir:
- Me da polculo Odio hablar de los hijos todo el tiempo, y mucho más odio las competiciones de hijos, que las gane el tuyo todas...
- La vida del ser ese con el que duermes me la suda me importa menos que la tuya.
- No te voy a dar cancha para que hables del galán ese que crees que te prefirió a ti, el galán voló. FIN


REDIOS qué bien acabo de quedar!!!. Voy a cambiarle el título a esta entrada:
DESMONTANDO A LOS FARSANTES- Capitulo 1

No hay comentarios:

Publicar un comentario